20 nov. 2009

La hoguera de las margaritas

Odio las margaritas...


Odio las puñeteras margaritas....me caen mal las jodías margaritas....¿os he dicho que odio las margaritas?...¿no?...pues odio las margaritas...y es por culpa de mi padre...o por culpa de mi hermano...o de los dos....todo ocurrió cierto dia en el que mi hermano tuvo la feliz idea de llevar la contraria a mi padre, vamos, lo habitual... lo que no era habitual es que tuviera razón, y claro,mi padre en vez de dársela prefirió castigarlo...y yo, que soy como soy, protesté...de hecho me levanté muy indignado y puse a mi padre a caer de un burro, así que pensó el buen hombre que ya que nos habiamos aliado contra él, que siguieramos con nuestra alianza en otra parte, concrétamente en villanueva del ariscal, en la parcela que teniamos allí y quitáramos todas las margaritas.... ¡JA! , pensamos los dos...jejeje....mierda de castigo...quitar margaritas....se nos vio en la cara lo igual que nos dio todo y mi padre nos miró de reojo y se sonrió....y a mí se me quitó el contento porque mi padre no tiene un pelo de tonto...bueno, ni de listo, pero la calvicie lejos de atrofiarle el cerebro se lo mantiene despejado...claro, con lo bien que corre el aire... mi hermano tambien se percató del asunto y se nos ensombreció el rostro a los dos, entonces, de forma dramática, mi padre nos mira a los ojos y nos dice: tranquilooos, si teneis tooooodo el fin de semana....¿todo el finde?¿cómo todo el finde?...pero si son margaritas, coño, y la parcela no es tan grande....¿todo?....TODO....LA MADRE QUE LAS PARIÓ....TODO....Y NOS FALTÓ TIEMPO....TODO...TODO EL PUÑETERO FIN DE SEMANA....


Nosotros partíamos de la base de que las margaritas eran dulces florecillas silvestres, con ojillas del esta sí, esta nó, un tallito simpaticón, blancas, con el centro amarillito...ideal para decorar ramos de flores, pero nunca imaginamos que el mismo Belcebú, Luz-bel para los amigos, las iba a traer a la tierra para encoger el corazón a dos tiernos adolescentes que sólo le habían replicado a su papá.....cuando llegamos a la parcela y vimos esas margaritas de dos metros y pico de alto y con tronchos como piernas de ciclistas se nos pusieron los ojos como dos huevos escaldaos....200 metros cuadrados de bosque selvático lleno de malditas flores que no paraban de canturrear
mequierenomequieremequierenomequiere y nosotros armados únicamente con un cortafilos de hilo de nylon, una hoz y un montón de caquita que nos acababa de salir.......al cortafilos le duraba la tanza lo que dura el suspiro de una viuda negra, y cuando usábamos la hoz se oían las carcajadas de las margaritas en cinco kilometros a la redonda así que al final todo el sábado se saldó con callos sangrantes en la manos, agujetas, dolor de hombros y cintura y cuatro metros cuadrados de margaritas eliminadas......nos quedaban 196 metros por quitar y muy poquitas ganas de volver a discutir con papá....el domingo no fue mejor que el dia anterior, porque ademas de no contar con mejores armas, como la dinamita o el napalm, teniamos menos fuerza y aun menos coraje....tres metros fue el total del día y cuando lo vió nuestro querido papá nos dijo que ya nos valía, que eramos unas nenazas y que al final traería una máquina adecuada para quitar las margaritas, no se mi hermano, pero yo pensé que esa máquina tendría que ser un bicharraco enorme de por lo menos veinte toneladas lleno de pinchos, cuchillas, sierras mecánicas, silos para torpedos, hachas, lanzallamas y algún que otro montador de bombas de goma2 o algo así.....y como no habíamos cumplido el objetivo, otro fin de semana nos tocaría abrir una zanja junto a la piscina que perdía agua.....pero eso os lo contaré otro dia...o nó...o sí....o nó....o sí....no sé, ¿deshojamos una margarita para saberlo?.....
¡¡¡POR ENCIMA DE MI CADAVER PUTREFACTO Y LLENO DE GUSANOS MALOLIENTES....EA....!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario