30 nov. 2010

¿ Porqué me gusta más Bruce Lee que Akira kurosawa o yoquesé?

Pues por muchas razones, una de ellas es que las de Bruce lee, pese a todo, las entiendo. Un quillo va por ahí la mar de tranquilo, le tocan las bolas de distintas maneras, se enfada, se quita la camiseta y reparte ostias a tutiplén, él gana, los demás pierden, fin. Puede que vista una vista todas, pero piensa en ese día que te sientas en el sofá sin ganitas de ná, has encendido la tele con la mano arreándole al botón que está pegado al televisor, y te das cuenta de que el mando está lejos. Lo que echan por el canal que cualquiera sabe quién ha dejado es una peli del Lee y pa colmo ya está empezada. La de disgusto que te ahorras, porque para empezar te la sopla lo que haya pasado, le habrán tocado la fibra sensible en algún momento anterior, veras un montón de chinos que te parecerán todos iguales, excepto uno que va sin camiseta, ese es Bruce Lee, y si hay más de uno sin camiseta Bruce es el que grita como un mono tití al que le han pisado el rabo....y después la cola, si hay más de uno que grita así, entonces Bruce es el que gana. Simple, directo y sin sorpresas. No hace falta levantarse a por el mando.

Las del kurosawa, por ejemplo Ran, gran peli según los entendidos, son un tostón equiparables a lo que el viento se llevó, pero con todos los personajes iguales unos a otros, imposibles de distinguir, todos los tios iguales entre ellos, todas las tias iguales entre ellas, o la gran y vitoreada 2001 odisea de como aburrir a un quillo hasta hacerle levantar a por el mando o incluso ver a la gallina caponata antes que ese esperpento. Mucho premio, pero más aburrías que una carrera de tortugas reumáticas jubiladas, así tengan camiseta o no.

Esta peli de la que os hablo, Ran, es toda una alegoría de como un espectador distraído puede llevarse de golpe y porrazo el aburrimiento y desconcierto equivalente a dos ciudadanos Kane, o una Elizabeth, la reina virgen....e incluso podríamos aburrirnos casi tanto como viendo Siete mil años en el Tibet, de Brad Pitt.

En mi haber, tres intentos de verla, en el haber de Kurosawa, conseguir que no sea capaz de enterarme de nada porque todos los personajes son como gotas de agua. Por lo que se ve, cada personaje tiene un color que lo define, pero la mayoría de las veces están vestidos de samurais, con una calva horrible, un peto de cuero y cara de haber recibido una carta de hacienda insultando a otro tio vestido de igual manera, con la misma calva y el mismo careto....justo cuando pensaba que estaba empezando a distinguir a los personajes me dice mi mujer, que estaba viendo ella to la peli entusiasmada que no, que no eran dos personajes distintos sino el padre que se había vuelto loco y hablaba consigo mismo ....pabernos matao....si por lo menos el padre se quitara la camiseta o gritara como cuando se depila a la cera un hombre poco valiente, lo podría distinguir.....copón....

25 oct. 2010

La anestesia y de cómo quise huir

Para aquel que no lo sepa, le diré que soy una especie de mezcla entre hombre y oso. Hombre porque lo atestigua un cierto gen Y que me acompaña en el cromosoma, y oso porque tengo mas pelo que el desagüe de una peluquería....y mi culito no se escapa de esa característica tan capilar.


Pasó que hace algunos años, unos cuantos pelos rebeldes decidieron proclamar su propia república allí al lado del coxis, y para llamar la atención provocaron una infección de enormes proporciones que me llevó al hospital, fue un suceso bastante peculiar, lleno de desmayos, hojas de reclamaciones, intentos de soborno....y un despertar de la anestesia general que por el poquito pudor que aun me queda no contaré, llevándome el secreto a la tumba....eso sí, lo escribiré en un papel, por si alguien me lo quiere arrancar de mis dedos muertos y tiesos, que suena muy melodramático.

La síntesis de todo este episodio es que los médicos se limitaron a sofocar la revuelta dejando indemnes a los insurrectos pelillos antidemocráticos, que tendrían que esperar un año o dos a que se cumpliera su sentencia de muerte.....lo que nos lleva al meollo de este post.


Fué un amargo día de noviembre. Un pansinsal hambriento por culpa del ayuno forzoso al que me indujo un médico sin alma ni compasión se hallaba triste en su habitación. Habían profanado mi culete con una maquinilla de afeitar la mar de fea, me habían enchufado un enema a traición y puesto una batita llena de lunares que se reían de mí dejando mi pelado culo al aire. Así estaban mi ánimo y yo esperando que me llevaran al quirófano....y me llevaron. En una camilla y bocabajo, recorriendo el concurrido pasillo fuera de las miradas de los pacientes y familiares, pero con la risa callada de millares de enfermeras y médicos residentes del hospital universitario con mas personal en los pasillos del mundo. Al cruzar una puerta me esperaban el anestesista y dos personas más. Uno de ellos me dijo, venga chaval, que sólo será un pinchazo y ya mismo estás en casa, voy a prepararte en un plis-plas.... Po venga, illo, que tengo más hambre que una jauría de ardillas carnívoras....y él que no me iba a doler na de ná....

Un enfermero que no pasaría a la historia como el mas sagaz de ellos me suelta, casi sin querer, no vayas a mirar ahora....y miré, claro que miré....mi cabeza se giró lentamente en un ángulo que ni la niña del exorcista podría conseguir sin tortícolis para ver una aguja del tamaño de un arpón ballenero....el pánico tomó el control de mi cuerpo y tras saltar de la camilla a la velocidad de un isótopo radioactivo inicié mi huida pasillo abajo, dejando tras de mí espinillas doloridas y un brazo mordido...los enfermeros, incapaces de alcanzarme a la pata coja, recibieron la ayuda de un armario empotrado de dos por dos con vestimenta de segurata totalmente inmune a mis intentos de fuga. Este quillo me lanzó a la camilla sin miramientos ni cariños y me sujetó la cabeza contra la almohada mientras los enfermeros locos me agarraban las muñecas y piernas, y así, entre todos pudieron clavarme la maldita anestesia en la espalda. Que doló mas grande, dios mio de mi arma....que doló....igual si hubiera estado relajado sería otra cosa...pero así fue como ocurrió....


16 ago. 2010

EL PROFE DE MUSICA, LA MALETA MARRÓN Y LA CUERDA DE LA PERSIANA

He aquí mi persona humana:

Dije que no contaría esta historia, pero al final, bueno....alguien ha ablandado el alma de pansinsal....o lo ha amenazado con algo gordo....

En fin, todo ocurrió un triste día en el que el profesor de música, un hombre sencillo y aburrido, decidió darle algo de alegría a las clases y nos hizo un examen oral....hasta ahí todo bien.

Luego se le ocurrió sacarme a la pizarra y hacerme una pregunta que no me apetecía responder, no es que no la supiera, es que no me apetecía...y claro, le dije que no y me fui a sentar, él podría haber recordado que soy hermano de Miguel, y haberme dejado en paz, ya nos conocíamos, y él sabía de la existencia del gen Martín, que nos hace ingobernables, pero decidió de forma unilateral obligarme a volver....y volví....y respondí a la pregunta bien, cosa que le sorprendió y llevo a hacerme otra pregunta:

- ¿sabías la respuesta?.....¿y porqué te negaste a responder?
- No tenia ganas.
- ¿porqué? ¿acaso te aburren mis clases? ¿no tienes ganas de aprobar?
- Me aburres tú, y me la sopla aprobar o no....
- pues ahora me responderás a dos preguntas más....


Me gané un cero, una visita al jefe de estudios e hice la promesa de venganza habitual en un adolescente descerebrado y vengativo como yo, ya que las respuestas que le di al colega no le resultaron demasiado adecuadas....total, pedirle que abrazara a un perro como terapia a su falta de personalidad no me pareció tan grave....lo de acusarlo de canibalismo salvaje después de comerse al perro igual si....pero bueno....


Pasados unos días, el colega dejó en clase, justo antes del recreo su maletín marrón para usarlo luego, colgó su chaqueta y se fue a desayunar.

Mi cerebro decidió que era una gran idea colocar su chaqueta en las asas del maletín, amarrarlo con la cuerda de la persiana y dejarlo caer por la ventana, así, cuando el quillo volviera pensaría que le habían robado, avisaría al director, montaría el pollo y para cuando volvieran yo habría rescatado sus cosas y dejado como estaban para dejarlo en ridículo....

El problema vino cuando la cuerda de la persiana era muy larga y estaba rota, así que conseguí cazarla en el último momento, la chaqueta se soltó de las asas envolviendo la maleta de forma extraña, y a duras penas conseguí tirar de todo....al volver las cosas a su sitio todo fue un poco lioso, al menos me dio tiempo a escabullirme sin que nadie me viera....


Parece ser que la chaqueta, al envolver el maletín y caer a plomo pasó por la ventana del piso de abajo, justo cuando una aprensiva profesora miraba y que decidía, así como quien no quiere la cosa, que aquello que bajaba a 9, 86 m/s de aceleración era un tio que se suicidaba, por lo que en pleno ataque de histeria salió corriendo en busca del director, gritando como una loca...mientras bajaba, al coger la cuerda un pansinsal ajeno al revuelo que se estaba montando, dejó el maletín con un movimiento de vaivén en la ventana de un pasillo que curiosamente daba a la planta hacia donde se dirigía nuestra amiga, la histérica, que decide que el tio se ha suicidado ahorcándose con dios sabe qué, ahí justo delante suyo, e irrumpe como una tromba de agua en el despacho del director....

No se qué ocurrió allí, pero parece ser que llamaron a los bomberos y la ambulancia antes de comprobar qué había pasado en realidad, salieron a la calle y no vieron más que a un tio trepando por el aula donde estaba yo, vamos, que vieron al maletín de los cojones con la chaqueta liada en la cuerda entrar a tirones por la ventana del tercer piso, pararon a las emergencias (menos mal) y subieron disparados a ver qué pasaba....

Justo cuando los oía subir cerré la puerta de un tirón y me escondí en los baños, dejando el pestillo de la puerta, muy sensible él, cerrado sin darme cuenta, por lo que al grito de ¡¡ ABRAN LA PUEEERTAAA !! Le siguieron unos cuantos golpes y una patada descomunal que les dio paso a la normalidad de una clase dejada como estaba, con el maletín encima de la mesa y una chaqueta colgada de la percha....la profesora, todavía histérica, se fue a casa, un policía se dio un paseo por el insti, por si acaso, el director nos echó la bronca a todos y se prohibió permanecer en clase durante el recreo....

Curiosamente no volvimos a ver a la profe, que aunque sustituta, se suponía que iba a terminar el curso con nosotros....y de nuevo me hallo en situación de decir....si, cari, hija mía...tuve la culpa yo....



24 jun. 2010

Una de vemganza cruel e inhumana

He aquí mi persona humana:


Soy un ser vengativo.

Es así, lo reconozco, soy una persona rencorosa y vengativa. El problema viene cuando además pongo toda mi imaginación a su servicio. Lo que sucede con cierta frecuencia. Además me gustan las venganzas frías, maduradas su tiempo, y evitando conexiones hacia mi persona.

Fue un nublado martes de Mayo, puede que no tuviera esa intención, pero un pintor zarandeó las pulgas de un pansinsal fustigado por una noche en vela fruto de los excesos de una cena a base de hamburguesa asesina y nachos....muchos nachos.....y birra....mucha birra.....y hernia de hiato, mala combinación como sabrá más de uno que lo lea.

Ese día, el sol deicidió esconderse en el mismo instante en el que un pintor malaje manchó de pintura mis herramientas....pobres, que mal nunca hicieron a nadie...denostadas por unas pocas gotas de pintura plástica que se reían del color aluminio que tenían, tan nuevecitas ellas.

Cuando vi lo sucedido juré venganza....nadie toca mis herramientas. Lo hizo él, lo se porque sólo estábamos él y yo en la obra.


Pasé el día jugando con la idea de volverlo loco....¿loco?....mmmm....¿porqué no?...loco, pues.

Al día siguiente me puse a trabajar cerca de él, y cuando pasó un rato comencé a hablar solo. Diciendo incoherencias e insultándome. Riendo a carcajadas y llorando....a veces decía a media voz: pobreeee, pobreeeinfeliiz. Así estuve seis horas, mientras me tomaba mis medicamentos pa la acidez de forma que me viera.

El jueves comenzó con un recital de risas histéricas y lamentos plañideros. Programé la alarma del móvil para que sonara y me acerqué a donde estaba nuestro querido amigo el pintor. Al cabo de unos minutos sonó, hice como que descolgaba y me puse a hablar:

- Sí, cariño, me he tomado la medicación.
- Lo sé, no se me puede olvidar.
- La cita con el psiquiatra tampoco, no te preocupes....si me la tomo ahora.

Colgué el teléfono, disimulando, claro, y saqué un almax del bolsillo. Mis ojos abiertos de par en par miraron la pastilla. Hinché mis pulmones y dando un alarido tremendo la tiré al suelo y me puse a darle pisotones. Saltando de forma incontrolada y gritando a las paredes: LIIIBREEE, SOY LIBREEEEE....MUERE MALDITA PASTILLAAAAA.....la risa histérica se abrió paso en mi garganta y de reojo vi a un pintor con la cara desencajada y deseando que se lo tragara la tierra. Ya faltaba poco para concluir mi venganza.

El viernes me costó trabajo, pero al final conseguí quedarme cerca de él, dándole la espalda y vigilándolo a través del reflejo de una ventana. La alarma del móvil sonó de nuevo y anulé la cita con el psiquiatra, saqué las pastillas antiácido y con dramatismo las aplasté entre mis dedos diciendo entre dientes (pero a volumen que me escuchara el pavo): Polvo, sois polvo, no me haceis falta....¿qué?....¿qué dices?¿un hacha?....¿un hacha nuevecitaaa?¿para mi solo?.....¡¡PLAMP!! Fue el ruido que hizo la puerta al irse a toda prisa el pintor....eran las doce de la mañana. A las dos apareció el contratista y me dijo:

- Isaac.....¿le has hecho algo al pintor?
- ¿yoooo?, pero si estoy aquí trabajando muy tranquilo....
- Isaac, que nos conocemos, que me ha dicho que no vuelve hasta que tú te vayas de la obra....que no tengo otroo....
- No se qué le pasará conmigo, pero no he hecho nada....¿qué te ha dicho, por cierto?
- Pues la verdad es que no lo entendí....unas cosa muy raras....no sé...igual está mal de la chota o algo....jajajajaja....es que me ha dicho unas cosas quee....tio, perdona, es que las obras tienen esto...

Y se alejó pensando que el pintor era un tío rarito....

15 jun. 2010

el renault








He aquí mi persona humana:

Igual no soy el más indicado para escribir aquí, ya que vergüenza, lo que se dice vergüenza, calzo más bien poco....y es que se la dejé a mi madre en prenda para cuando me hiciera falta, allí la tiene, en una botellita, junto a mi conciencia, que anda en otro recipiente similar, en la repisa de su chimenea.

La situación fue cuanto menos peculiar, mi coche no arrancaba y mi hermano me dejó el suyo, que lo compró de segunda mano hacía pocos días, para ir a hacer un trabajillo. Allí donde iba no había dónde aparcar, así que dejé el coche en el parking de un Hipercor y sin fijarme dónde lo aparqué me fui la mar de tranquilo.

El trabajo consistía en desmontar una máquina que enfriaba agua, y montar otra, allí en un techo dentro del baño. Cierro las válvulas de corte, compruebo que no hay agua en el circuito (o más bien debiera haberlo hecho) y corto los tubos. Con la cantidad de agua sucia y corrupta que salió de allí se podrían haber regado hasta suturarlos cien campos de fúrbol, con las palabrotas que dije se podrían haber cimentado cien catedrales....y sin ropa de recambio....hay que joderse, primo....

El dueño de aquello me regaló una muda que usaba para pintar el local, o sea, un pantalón andrajoso, una camiseta de flores, y miles de manchas multicolores. Para colmo este quillo medía mucho más que yo, así que mi persona era como un fardo redondito, andrajoso y maloliente al que le sobraba ropa por todos lados. Para montar el nuevo cacharro tuve que andar haciendo agujeros en el techo y tal, por lo que encima me cayó una enorme montaña de polvo, pa rematar la pinta.

De esta guisa me presento en el parking....sin tener ni idea de donde está mi coche, el de mi hermano, quiero decir....y me dispongo a emplear cuarenta minutos a ir de planta en planta buscando, no lo encontré, pero el de seguridad sí que me encontró a mí, que claro se ve a un quillo vestío como un friki floreado mirando coches, y claro, duda....

Se me acerca y me dice:

-¿Buscas algo?
- Mi coche
- Bien, ¿me dice la matrícula?
- No la sé.... es que no es mío....es de mi hermano
- Ya, bueno, dígame el modelo
- Un Renault blanco
- ¿...?
- Es queee....no sé qué modelo es- Aquí coge el walki y pide ayuda para sacarme de allí.

Y yo cojo el móvil para que mi hermano me de los detalles, pero claro, él tampoco se sabía la matrícula, así que camino de la salida se me ocurrió preguntarle el modelo y ¡Bingo!....darle las llaves al segurata para demostrarle que el coche lo traje yo y que fuera a comprobarlo....ya si en vez de darles las llaves del mio le hubiera dado las del coche de mi hermanillo...igual me ahorro las explicaciones a la policía y las llamadas a mi papá, que me estaba esperando hacía ya dos horas...

Conclusión: Ay, la vergüenza que hubiera pasado de tenerla....

15 mar. 2010

Cronica de una llamada tonta

He aquí mi persona humana:

Así es la gente....estoy aquí, en casa, malito cuando suena el teléfono de casa, miro la hora, las diez de la mañana...¡hola, buenos días, caballero!, me dice una amable señorita, ¿está la señora de la casa?...normalmente me sientan mal estas distinciones, y hoy no iba ser menos, así que le dije....al aparato, hija mía....¿eh?....tuuuut-tuuuut-tuuuuut.....pues si que está al dia esta gente....

Pasa el tiempo y llaman de nuevo a las cinco y diez....¡hola, buenas tardes, caballero! ¿se encuentra ya la señora de la casa?.....ya le dije esta mañana que soy yo, hija mía.....¿usted?.....si.....es quee....mmmm....¿usted es la señora de la casa?.....somos una pareja rarita.....mmmmm.....bueno, adioss....tuuuut-tuuuut-tuuuuut....y ya van dos, hay que joderse.

A las cinco y veinticinco vuelve a sonar el teléfono....¡disculpe caballero, soy la de antes! ¿en su casa quien limpia?......los enanitos de jardín.....silencio.....mas silencio......tuuuut-tuuuut-tuuuuut....y me cuelga, así que ni se qué quería, ni pa qué llamaba ni na de ná, pero me apetecía compartirlo

12 mar. 2010

Un teclado y un ratón inalambricos para practicar deporte

He aquí mi persona humana:


Sí, amigos, habéis leído bien, para practicar deporte... concretamente se pueden practicar dos:

- El arrascamiento de barriga, en cualquiera de sus dos modalidades: modalidad uñas largas, o modalidad rascador de varillas.

- El quitador de pelusas ombligueras, también en su modalidad competición a dos manos, o la mas novedosa, modo uso íntegro del meñique.

Y es que al nacer mi niño, tuvimos que desarmar el pc y conectarlo al televisor, y al principio el teclado y el ratón estaban unidos mediante un horroroso, antiestético y raquítico cable que me obligaban a adoptar la postura del buitre pa usarlos....que pesadilla, a veces mi mujer me veía acuclillado en el sofá diciendo GRRÑIAAAAC y haciendo el movimiento de imaginarias alas agobiado ya de la postura....y dos años y medio asín....

Más adelante compramos esta maravilla de la técnica, y por fin puedo repantingarme en er sofá a escribir mis cosas, y sin tener que moverme pa ná.... el teclado en sí es muy completo, ya que incorpora numerosas funciones, como el manejo del volumen, abrir página de inicio web,....supongo que igual que todos, yo lo he comprado estas navidades, aunque ya hay modelos mucho más modernos, y me va bien....de hecho ya no me apetece ponerme a dar círculos encima de cualquier bicho muerto, ni nada de eso, tiene el teclado numérico expandido, y le falta el apéndice que sale en la foto para poner las muñecas, pero me da igual porque yo me lo pongo debajo de mi enorme panza, para no obstaculizar el arrascamiento, claro que sí.....

Respecto al ratón, como tampoco lleva cable, de ahí su nombre...ratón inalambrico.... y ademas es láser lo puedo usar sobre la tela del sofá....cojonudo, quill@s....y funciona igual que el otro, salvo que éste no me provoca ganas de cazarlo.

Como información adicional, deciros que se conectan a un sólo receptor, que usa puerto usb, que recibe la información del teclado y del ratón de forma conjunta. El cable mide un metro y recibe la señal aunque haya objetos por medio, e incluso aunque el objeto esté trazando rutas erráticas por todo el salón, como mi niño, que no para quieto, el jodío...van a pilas tanto el teclado como el ratón, llevando dos pequeñas el primero, y dos normales el ratón, de momento me duran bastante....quizá la única pega que le veo es que el ratón no se apaga, si tuviera un botón de apagado podríamos ahorrar algo de pila, pero bueno, tampoco es para incitar al suicidio ni nada de eso...

Conclusión: Y eso es to, eso es to, eso es todo amiigos

20 feb. 2010

A veces soy un poco malvado

Recientemente hemos pasado la revisión médica en la empresa y he recordado la primera que tuvimos que hacer, ya hace algún tiempecito de eso, pero bueno, allá va:

Para empezar bien el día, resulta que me dan la alegre noticia de que antes de nada hay que descargar una enorme furgoneta llena de trastos inútiles que en vez de ir a la chatarra se quedan para dejar sitio a nosequé mierda. Ya mi humor no estaba para muchos chistes, así que emprendimos la ardua mucho tarea con estoicismo y calor, mucho calor, que es lo que hace en mitad de julio, acabando empapados de sudor. Al terminar me fui pal bar sin decir ni adiós y pedí mi cafelito cortado de siempre, pero nadie me había avisado de que íbamos a pasar el reconocimiento médico, así que justo cuando iba a dar el primer sorbo de mi preciado café, sueltan un alarido brutal en forma de ¡NNOOOOOO, ISAAC NO LO HAGGAAAAS!! desde la puerta que por poco no me hace tirar el vaso a mí, pero que sí se lo hace tirar a la chica que estaba a mi lado. Qué queréis que os diga, no es buen comienzo tan tempranito, así que me despido tristemente de mi cafelito y me vuelvo a la oficina.....allí me doy cuenta de que no traigo ropa de repuesto por lo que toca lavaillo del guarrete y desodorante a la ropa, y de esta guisa nos vamos.....

El centro médico estaba a tomar por culo del taller, por lo que nos comimos toda la hora punta y llegamos a la maldita hora del colegio, o sea, aparcar donde cristo perdió el reloj y pateo hasta destino.....que cabreo llevaba....entramos, damos el dni y al cabo de un rato nos llaman, me sientan en una silla y se disponen a sacarme sangre, creo que un vampiro borracho y con parkinson no me hubiera hecho más daño, le faltó al maromo sacar una batidora y arrearme con ella en el brazo....jodío mamón....que dolor.....cuando acaba, por fin, me tienen de sala en sala con la vista, el oído, la espalda, el peso y talla y me tumban en la camilla con la camiseta quitada, pasa un ratito y no viene nadie....otro ratito y nada....y otro más....mi cabreo alcanza ya el punto crítico de no me toques los güitos y empiezo a vestirme justo cuando entra el aspirante a vampiro borracho y me dice:

- ¿Pero que hace, hombre? Vuelva de inmediato a la camilla.....

- Paso de seguir aquí haciendo el mamarracho, o termináis ya o me piro, vampiro..... le digo con cara de que te den, machote, que me tienes harto....

Y el quillo me dice con soberbia que ya estamos acabando y que me tumbe, que sólo falta el electro y la entrevista, que las hace él mismo.....vale, me tumbo....el tío mamón me pone los chismes esos para el corazón con esparadrapo de tela para que no se mueva, con la de pelo que tengo yo en la pechera,.....y cuando acaba me dice: ahora te los quitas tú, que eso no es de mi competencia.....que doló mah grande, dioh mio de mi arma....que ganas de venganza me invadieron....entramos en su despacho y empieza el tío a preguntarme sandeces y chorradas así que me quito despacito la bota de trabajo toda sudada y trazo un movimiento de vaivén con mi pie derecho, una nube tóxica invade el recinto, la cara del médico se vuelve verde, se le corta el aire, pero como es un ser humano y tiene que respirar se le arruga la cara mientras coge aire a pequeños sorbos de olor putrefacto y mira hacia la puerta como buscando algo, probablemente aire que no haga saltar las alarmas de radiactividad, la entrevista se acorta. El quillo me da los papeles y me dice que los firme fuera y que me vaya, por favor, así que enfundo mi pie de nuevo muy despacito, deleitándome con el momento y haciendo que diez segundos sea una eternidad para el maromo de cara verde y ojos llorosos, y al fin me voy dejando tras de mí a un tipejo camino del servicio con bastantes posibilidades de cometer un acto suicida y me río.....mis venganzas son siempre...terribles....

22 ene. 2010

Mi citroen ax

Desde que me saqué el carnet de conducir he conducido numeroso y dispares coches, y recuerdo con mucho cariño sobre todo al primero de ellos, un citroen ax del año de la polca que me regaló mi hermano Miguel y que iba cono un tiro, el jodío. Jamás he conducido un coche que salga más rápido de un semáforo, y a pesar de ser chiquitín y pesar poco, en carretera no se comportaba del todo mal...os contaré algo que me pasó cierta vez, si tuviera vergüenza sería un buen momento para usarla, pero como no la tengo a mano, me sigue dando lo mismo mi cobardía e hipocresía...hacía poco más de un mes que tenía mi carnet cuando aparqué mi superbólido en doble fila, allí en la plaza de un mercado, le puse una piedra en una rueda porque estábamos en cuesta y me fui de birras con mi padre y mi hermano. Al cabo de unos minutos empezamos a oír cómo pitaban y me dije, no es por mí, yo he dejado el coche suelto....que lo empujen si quieren, y una cerveza siguió a otra, y a esta un ¿vamos al bar del curro? seguido de un po claro, y más cervezas y más cervezas, y el pitar que sonaba cada vez más seguido, pero empañado en una nube de cebada fermentada perdía el poco interés que tenía por tal asunto....pasó el tiempo y cuando miramos el reloj llevábamoss como una hora de birras, ma o meno, y me decidí a ver quien era tan pesao pitando....la madre que me parió, ¿suelto el coche dije? el freno de mano tirao parriba como si la vida me fuera en ello, la marcha metida y la rueda doblá pa la derecha...como pa empujarlo, vamos...y tres burracos diciendo de todo menos bonito al infame dueño de tan repugnante coche mientras lo zarandeaban para sacarlo del hueco y que su mamá pudiera salir a hacer lo que tuviera que hacer...entonces se percataron de mi presencia observando mi cara y mirándome fijamente mientras decidían si el coche era mio o qué....así que hice lo que un hombre sensato, cabal y con verdadero y sincero amor por sus pelotas haría, me sumé a la tarea de sacar el coche a empujones mientras insultaba como jamas se ha insultado al que deja el coche amarrado en doble fila y recibía la aprobación de esa familia agradecida...luego tomé otra valiente y acertada decisión, la de esperar a que se distrajeran y meterme en el coche a la velocidad de la luz multiplicada por diez, arrancar a la voz de correquillo@quetematan.com, y salir como alma que lleva el diablo esquivando el pedrolo que me tiraban cuando se dieron cuenta que huía como una auténtica mamona, y es que, queridos amigos, no era momento de valentías ni sentimientos puros, sino de salir pitando...